#JusticiaParaMarco

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas y la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal coincidieron en que la desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores, adolescente de 17 años, debe investigarse como “desaparición forzada” que de acuerdo con la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas es  “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley.”

 

Marco Antonio, estudiante de la preparatoria 8 de la UNAM, el 23 de enero se encontraba junto a su amigo cerca de una estación del metro Rosario y tomó unas fotos de un mural, fue entonces cuando los policías lo detuvieron acusándolo de robo, Marco al ver la insistencia de los policías echo a correr y los gendarmes lo golpearon,  eso fue lo que dijo su amigo quien presenció la detención. Desde ese día el adolescente se encontraba desaparecido.

 

Fue la presión social y la manifestación que se realizó este domingo, lo que puso en cuestionamiento el actuar de la policía capitalina. Durante la manifestación a la que se convocó para exigir la presentación con vida de Marco Antonio, decenas de personas comentaron los  malos tratos de la policía, de los que han sido testigos cuando un joven es detenido. Muchos acusan de que no hay un protocolo de actuación. 

 

En paseo de la reforma, decenas  personas se solidarizaron con los familiares de Marco, a la vez que gritaban la consigna ¡vivo se lo llevaron, vivo lo queremos. Otra de las pancartas decía “Cuando desaparecerán a mi hijo”. Incluso una joven traía en su mejilla la frase “fue el Estado” que se hizo viral por los 43 estudiantes de Ayotzinapa que sufrieron desaparición forzada. 

 

 

El gobierno de la Ciudad de México trató de minimizar el caso del Marco Antonio, salió a dar conferencia de prensa de que trabajaban en el caso y una vez que lograron dar con una pista, salieron a echarle porras y a felicitar por su trabajo. ¿por que felicitar a la policía que desde un principio hizo mal su trabajo?

 

 

Quienes no creyeron en la versión oficial y exigen justicia, y siguen en la desconfianza fueron los compañeros de Marco Antonio que como una medida de presión, relizaron un paro de 24 horas en la preparatorio 8 de la UNAM con la exigencia ¡Ni desaparecidxs,  Ni torturadxs, mejor organizadxs! se lee en una de sus pancartas.

 

Incluso la prensa distante del respeto a los derechos humanos como la razón de México revictimizó a Marco Antonio al titular su nota “Las andanzas de Marco Antonio; no estaba muerto, andaba de parranda”; a estas desafortunadas declaraciones  se unió Arne Aus den Ruthen Haag, quien se burló de la imagen de Marco Antonio Sánchez, luego de aparecer en Melchor Ocampo, Estado de México.

 

 

 

Hay muchas dudas acerca lo sucedido con el adolescente universitario que apareció deambulando en el municipio de Melchor Ocampo y que según su padre se muestra “aturdido, desorientado y en shock”. 

¿Por tomar una foto, la policía te puede detener? ¿Si es así, por qué no fue presentado ante el Ministerio Público? ¿Por qué lo detuvieron en el juzgado de Tlalnepantla? ¿Por si es menor de edad,  lo soltaron sin notificar a los padres? ¿Y los policías, dice que hicieron su trabajo? ¿Así trabaja la policía capitalina, violando derechos humanos? 

 

 

Ayúdanos a compartir esto en tus redes sociales, Gracias!

0 thoughts on “#JusticiaParaMarco”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *