Participación y reciprocidad en los partidos políticos mexicanos

Hablar de democracia en México es pisar terreno fangoso. Por un lado, podemos hablar de un sistema que poco a poco ha intentado adaptarse a las necesidades de la democracia y, por otro, no podemos presumir de tener las instituciones que permiten dar firmeza a un régimen democrático que funcione. Así, someramente. En nuestro país los partidos políticos son uno de los principales actores que constituyen el andamiaje democrático y es de vital importancia prestarles la atención que merecen. Para consolidar una auténtica democracia es indispensable ver a todos los actores, seguirlos de cerca y criticarlos cuando sea necesario. 

Por el momento los partidos políticos son los únicos mecanismos mediante los cuales los ciudadanos podemos participar para contender por un puesto de elección popular. Decirlo, o escribirlo, resulta sencillo; sin embargo hace falta sólo un rápido vistazo a las prácticas internas de los partidos para darnos cuenta de que este “mecanismo” no es nada sencillo de entender y mucho menos de participar en él. Los partidos políticos están alejados de la ciudadanía y urge una mirada crítica que permita entender cómo funcionan internamente, cuál es su verdadera estructura y cuál es la relación entre lo que dicen sus reglamentos y estatutos y lo que en la práctica se hace.

En el presente trabajo se pretende investigar la posición de los partidos políticos en cuanto al tema de participación y reciprocidad, dando por hecho que estos dos elementos son esenciales para el fortalecimiento de estas instituciones y, por consiguiente, para la consolidación democrática.

En la primera parte, constituida por el marco teórico, abordaremos los conceptos de participación y reciprocidad, cómo han sido planteados por diferentes autores, haciendo hincapié en que el tema de la democracia interna de los partidos es nuevo y requiere de más investigación teórica.

En la segunda parte trataremos la cuestión legal, es decir, en qué parte de las leyes mexicanas están presentes la participación y la reciprocidad, las cuales, por ende, deberían estar reflejadas en los reglamentos y estatutos internos.
En un tercer momento nos centraremos en determinar qué tanto está presente el tema de la participación por escrito y en la praxis dentro y fuera de los partidos políticos. Para la realización de este capítulo se revisaron los estatutos de los siete partidos políticos que contaban con registro nacional para las elecciones de 2012. También se consultaron diferentes fuentes hemerográficas; se solicitó información a los partidos, al Instituto Federal Electoral y a los tribunales electorales; además se entrevistó a personajes clave de los distintos partidos políticos. Por último, se presentan las conclusiones más una serie de recomendaciones para hacer efectiva la participación y la reciprocidad en el actuar interno de los partidos políticos.

Descarga el documento 

Ayúdanos a compartir esto en tus redes sociales, Gracias!

0 thoughts on “Participación y reciprocidad en los partidos políticos mexicanos”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *