Apuntes sobre la iniciativa de Ley de Amnistía

¿Cuál es su propósito?

Otorgar la libertad y extinguir cualquier acción persecutoria penal en contra de personas que fueron recluidas en cárceles del fueron federal por razones injustas o por su condición de vulnerabilidad.

¿A quiénes va dirigida?

De manera particular a mujeres, a personas jóvenes y personas indígenas recluidos en cárceles federales por delitos menores y que no tuvieron acceso a un proceso penal justo por su condición de vulnerabilidad.

¿Qué delitos incluye?

Delitos menores catalogados en el Código Penal Federal, tales como:

  • Aborto.
  • Delitos contra la salud (posesión, transporte, comercialización o consumo de narcóticos).
  • Robo simple y sin violencia.
  • Sedición o aquellos indiciados por la participación en movimientos o protestas sociales (siempre que no se trate de terrorismo).
  • Cualquier delito que haya cometido persona perteneciente a una comunidad o pueblo indígena que durante su proceso penal no haya tenido acceso a un intérprete o defensor que tuviera conocimiento de su lengua y cultura.

¿Qué delitos no incluye?

  • Cualquier delito que atente contra la vida o integridad corporal, secuestro, lesiones graves y uso de armas de fuego. Así como los contemplados en el recién reformado Art. 19 de la Constitución mexicana. Así como delitos del fuero común.

¿Cuáles son los requisitos para ser beneficiados de la Ley de Amnistía?

  • No ser reincidentes por el mismo delito.
  • No haber cometido ningún delito que atente contra la vida o integridad corporal, secuestro, lesiones graves, uso de armas de fuego y los consignados en el Art. 19 de la Constitución.

Puntos a favor:

  • Otorgar la libertad a personas que han sido encarceladas injustamente.
  • Combatir la criminalización de la pobreza y la protesta social.
  • Énfasis en grupos vulnerables: mujeres, personas jóvenes y personas indígenas.
  • Se opone al “populismo penal”, es decir, la idea de que la seguridad y justicia es igual a más personas encarceladas.
  • Aplicable únicamente para personas no reincidentes y que estén encarceladas por delitos menores.
  • Excluir a personas recluidas por delitos de alto impacto como el homicidio, secuestro, uso de armas de fuego, etc.

Puntos en contra:

  • Solo contempla a personas acusadas por la comisión de delitos del fuero federal, cuando la mayoría de las personas en estado de reclusión se encuentran encarceladas por delitos del fuero común, por lo que sus posibles beneficiarios serían un porcentaje mínimo.
  • No existe una estructura que permita identificar eficazmente a los posibles beneficiarios de la Ley.
  • Para la aplicación de la Ley, en el PPFE 2020 no existe una partida concreta en la FGR, el Poder Judicial y otras instancias que se encargarían de esa aplicación.  
  • No considera su conciliación con los mecanismos de justicia transicional y de solución alternativa de conflictos (mediación, conciliación, reparación del daño).
  • No contempla la colaboración de organismos y organizaciones especializadas en temas de Derechos Humanos.
  • Existe una contradicción entre esta Ley y la ampliación del catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva que fueron incluidos en la reciente reforma al Art. 19 Constitucional.
  • No hay garantía que la expedición de leyes similares a nivel estatal se armonice con esta Ley. 

 

Ayúdanos a compartir esto en tus redes sociales, Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *